logo logo

Obesidad e hipertensión van de la mano

Obesidad e hipertensión van de la mano Siete de cada diez hombres con hipertensión arterial tiene sobrepeso u obesidad, mientras que entre las mujeres hipertensas el exceso de peso alcanza al 35,6 por ciento, según datos analizados sobre consultas realizadas en las carpas sanitarias que el Ministerio de Salud de la Provincia instaló este verano en Mar del Plata y Miramar.

Sobre las 755 consultas realizadas en lo que va de enero, casi el 13 por ciento, entre hombres y mujeres, presentó la presión arterial elevada.

El 33 % de los varones hipertensos tenía sobrepeso y el 42 % obesidad, quiénes están mucho más expuestos a infartos y accidente cerebro vascular (ACV).

Entre las mujeres hipertensas, en cambio, el exceso de peso alcanzó al 25 por ciento y sólo el 10,6 por ciento llegó a niveles de obesidad, es decir, a un íkndice de Masa Corporal superior a 28.

En ese sentido, el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia precisó que “la mujer consulta más y de hecho del total de la muestra el 68 por ciento son mujeres”.

Los hombres, dijo, “suman más factores de riesgo” porque “tienen más hipertensión combinada con sobrepeso y obesidad, lo cual los expone a infartos, accidentes cerebrovasculares y otros afecciones cardiovasculares”.

En una persona hipertensa la sangre bombeada por el corazón, que oxigena músculos y tejidos, ejerce una mayor presión sobre las paredes de las arterias, y con sobrepeso oxigenará más grasa y masa muscular y el corazón estará mucho más exigido.

“La hipertensión arterial lastima el revestimiento interno de las arterias y en esas lesiones se depositan grasas, lípidos y residuos del tabaco si la persona come mal y fuma; todo esto forma en las arterias lo que se conoce como placa de aterosclerosis, y esos vasos sanguíneos se vuelven cada vez más rígidos y estrechos”, explicó el director provincial de Atención Primaria, Luis Crovetto.

Esos factores de riesgo, junto con el sedentarismo, conforman lo que los médicos llaman Síndrome X, en el cual se dificulta el flujo sanguíneo y, por consiguiente, la llegada del oxígeno necesario al corazón y el cerebro, señalaron fuentes del Ministerio de Salud provincial.

Por eso, en estas personas, aumenta en forma peligrosa la posibilidad de sufrir un infarto o un accidentes cerebrovascular, ya sea por la obstrucción o la rotura de las arterias.

Estas dos consecuencias posibles, sumadas al resto de las afecciones cardiovasculares, constituyen la causa de la mitad de las muertes del país y también son el principal motivo de muertes prematuras, sobre todo de varones de entre 45 y 55 años, añadieron las fuentes.

Frente a estos casos, la primera recomendación de los especialistas del ministerio de Salud es hacer actividad física regular.

En ese sentido, Crovetto recomendó “el ejercicio diario al menos 40 minutos, la dieta baja en sodio, grasas y azúcares y dejar de fumar como las tres medidas básicas para proteger al corazón y las arterias”

Lea la noticia completa en El Día (Argentina)
468 ad
bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom