logo logo

Notable relación entre la obesidad y los dolores corporales

Notable relación entre la obesidad y los dolores corporales Un estudio realizado entre soldados del ejército israelí demostró que el sobrepeso contribuye no sólo a enfermedades del corazón, los vasos sanguíneos y el desarrollo de enfermedades tales como la diabetes, sino que además causa principalmente dolores físicos. Las conclusiones fueron presentadas en la reunión científica anual de la Asociación de Médicos de Familia.

Esta nueva investigación se realizó sobre un universo de estudio comprendido por 466 soldados israelíes quienes fueron examinados antes y durante su servicio militar. Fueron divididos en cinco grupos, según el índice de masa corporal (IMC), y se encontró que los soldados pertenecientes al grupo de mayor grado presentaban también un riesgo 74% mayor de sufrir dolor de espalda.

La investigación confirma lo que habíamos anticipado, ya que aquéllos que sufren de sobrepeso y obesidad no sólo reflejan una imagen que los supone mucho más avejentados, sino que todo el funcionamiento corporal empieza a trabajar como el de una persona mucho mayor. Es porque aumenta el estrés oxidativo y se acelera el ritmo de daño al ADN.

Estas afirmaciones tienen un basamento científico porque, según un estudio de un grupo de especialistas británicos, la obesidad envejece al menos nueve años la fisonomía corporal.

El doctor Tim Spector del Hospital londinense St. Thomas y sus colegas en los Estados Unidos se dedicaron a analizar los telómeros, (son esas bandas de ADN que cubren las terminales de los cromosomas en las células y evitan que haya uniones dañinas con otros cromosomas) y, al analizar los daños moleculares que genera la gordura, destacan que “esta enfermedad hace que aumente el estrés oxidativo y con el tiempo este daño acumulativo desencadena la pérdida de esos telómeros, dando una señal del envejecimiento y motivando que esta gente contraiga precozmente enfermedades cardíacas, diabetes, artritis y otras dolencias originalmente vinculadas con la edad”.

En la persona obesa su sedentarismo, la intoxicación que padece por los medicamentos para adelgazar y el exceso de tratamientos que le hacen perder al cuerpo muchísimos nutrientes, vitaminas y sustancias minerales necesarias hacen que el reflejo del cuerpo muestre una imagen disímil a la de su verdadera edad.

De todas maneras, nada está perdido. La imagen y la buena salud se pueden recuperar con un equilibrado trabajo dietario que, sin dudas, rejuvenece a los pacientes.

Lea la noticia completa en ANDigital
468 ad
bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom