logo logo

Diabetes infantil: Identificando síntomas

Síntomas de diabetes infantil Anteriormente, la diabetes, una de las principales causas de muerte en México, era una enfermedad crónica asociada principalmente a los adultos; sin embargo, como resultado del problema de obesidad al que nos enfrentamos en la actualidad, cada vez es más común que la diabetes tipo 2 se presente en niños. En México, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, el 70% de los adultos mexicanos tienen un problema de sobrepeso u obesidad y en el caso de los niños es del 35%.

La diabetes tipo 2 es un síndrome que se caracteriza por la elevación de azúcar en sangre, efecto conocido con el nombre de hiperglucemia, el cual resulta por defectos en la secreción y/o acción de la insulina. Se desconocen las causas exactas del porqué nuestro cuerpo reacciona así, sin embargo, este padecimiento está estrechamente relacionado con el exceso de peso, la inactividad y los antecedentes familiares.

En el caso de los niños, se desarrolla de forma gradual, algunos incluso no presentan síntomas, por eso en ocasiones el padecimiento tarda mucho tiempo en ser diagnosticado. Algunos de los síntomas más comunes son:

• Deseo constante de orinar.

• Sed excesiva para reponer el agua que se pierde a través de la orina.

• Hambre desmedida.

• Fatiga, cansancio crónico.

• Pérdida de peso inexplicable (aún y cuando come mucho).

• Sufre de infecciones frecuentes.

• Visión borrosa.

• Obscurecimiento de la piel en algunas zonas del cuerpo como el cuello y las axilas.

Si crees que tu hijo está en riesgo de padecer diabetes tipo 2, acude con un profesional de la salud que pueda realizar los análisis adecuados para detectar oportunamente el padecimiento. Algunos de los factores de riesgo son:

• Tener sobrepeso u obesidad.

• Herencia; padres, abuelos, tíos o primos que padezcan diabetes.

• Llevar una vida sedentaria.

• Presentar uno o varios de los síntomas mencionados anteriormente.

Las consecuencias que provoca la falta de control de esta enfermedad en muchos casos son irreversibles, por ello es importante detectar de forma oportuna el padecimiento, para determinar una terapia adecuada que pueda frenar el avance de los efectos que ejerce sobre la salud de los niños.

La buena noticia es que está en nuestras manos tomar acciones para poder prevenir este padecimiento en nuestros hijos. Es necesario que los niños adopten un estilo de vida saludable, el cual incluye cambios en su alimentación, la práctica regular de actividad física y la pérdida de peso en caso de que tengan un problema de sobrepeso u obesidad. En el caso de los niños, la prevención de este padecimiento es clave, especialmente si queremos asegurar la calidad de vida de nuestros hijos cuando sean adultos.

Algunas sugerencias que te pueden ser útiles para prevenir este padecimiento son:

• Motiva a tu hijo a consumir una alimentación saludable

Incluye una gran variedad de alimentos en su dieta diaria, en cantidades adecuadas a su edad, estatura y actividad física. De preferencia elige alimentos como frutas y verduras, cereales de grano entero y modera el consumo de grasa y azúcar.

• Promueve la actividad física

La actividad física es muy importante como parte de un estilo de vida saludable. Realiza actividades en familia que promuevan el ejercicio físico como andar en bicicleta, patinar, correr, etc. Busca actividades que tu hijo disfrute para que las pueda convertir en un hábito.

• Pérdida de peso

Si tu hijo tiene sobrepeso u obesidad acude con un profesional de la salud, para que lo valore y determine si es que el exceso de peso ha tenido consecuencias sobre su salud y desarrolle especialmente para él un plan de alimentación que lo ayude a alcanzar un peso saludable.

Ten presente que será más sencillo para tu hijo adoptar nuevos hábitos si toda la familia lo apoya, se involucra y compromete. Un estilo de vida saludable traerá beneficios para todos los miembros de la familia.

Nunca es demasiado tarde para realizar cambios en nuestro estilo de vida, ¿estás listo para comenzar?

Lea la noticia completa en El Financiero
468 ad
bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom