logo logo

Aumentó 10% obesidad y sobrepeso en niños michoacanos

Aumentó 10% obesidad y sobrepeso en niños michoacanos ... A pesar de los programas lanzados por la Unicef, la Secretaría de Salud (Ssa) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), las problemáticas del sobrepeso y la obesidad están marcando un incremento anual del 10 por ciento dentro de la población infantil, así lo hizo saber el doctor Cirilo Pineda Tapia, encargado del Programa para adolescentes y menores de la Secretaría de Salud del Estado.

Tan sólo en el 2012, en nuestro estado se registraron 23 mil 508 casos de niños menores de 5 años con esta problemática, la cual representa el 4 por ciento de la población infantil que se atendió en instancias de salud durante el mismo periodo y para este año se espera aumente otro 10 por ciento de acuerdo a la tendencia marcada en esta mismas instancias.

El panorama no es alentador, pues los índices de éxito en la recuperación de estos casos es de solamente el 15 por ciento, un nivel bajo de acuerdo a la tendencia de incremento en la problemática.

“Esto nos preocupa y nos interesa porque los niños con sobre peso y obesidad serán los adultos que tendrán estos mismos problemas con consecuencias de las enfermedades crónico degenerativas que traen complicaciones graves a largo plazo”, refirió.

Pineda Tapia explica que los niños llegan a tener una transición evolutiva en el aspecto que llegan a tener a lo largo de la vida, pues cuando nacen esbeltos proporcionalmente su cabeza es más grande y su cuerpo pequeño precisamente para que esto les permita nacer a través del canal de parto, una condición de adaptación natural.

“Llegados a el primer año la velocidad de crecimiento es incomparable con la velocidad que se tienen en otras edades, entonces es en los primeros dos años donde pudieran tener éste aspecto de una manera natural, esto es niños gorditos con mejillas abultadas, abdomen prominente, una buena cantidad de grasa en las extremidades y ese es el aspecto normal a esa edad”.

Después de los dos años, destaca, el aspecto de los niños cambia radicalmente y es ahí donde puede generarse el principal problema porque hay un cambio tanto en la conducta como en el aspecto, los niños pierden sus mejillas y cachetes, su vientre se vuelve plano y pierden la grasa que está debajo de la piel, tomando el aspecto de niños esbeltos o flacuchos.

“Lo cual es un cambio natural pero que preocupa especialmente a otros miembros de la familia como son los abuelos y tíos, entonces acostumbrados a ver a los niños con más grasa en su piel intentan mantenerlos así ofreciéndoles mayor cantidad de alimentos y este es quizá el primer gran error que se puede cometer”, destacó.

A partir de ahí todo puede desorganizarse dependiendo de cómo vaya la conducta alimentaria de la familia, “si es una conducta de complacencia seguramente habrá graves problemas con el sobrepeso y la obesidad, pero si la familia tiene cierta disciplina y control en los alimentos y además tiene conocimiento del tipo de alimentación saludable y nutritiva que se debe tener el riesgo será siempre menor”.

La recomendación actual es que la valoración de los niños se establezca con el índice de masa corporal en donde se considera tanto el peso como la talla. Anteriormente sólo se reconocía que los niños debían tener cierto peso a cierta edad, pero si no se considera la talla se podría tener algunos inconvenientes.

Sobre esta problemática el doctor menciona que la Secretaría de Salud, tanto estatal como nacional, están haciendo esfuerzos muy importantes para evitar que la población incremente este problema tan grave que repercute en la edad adulta, entonces en jóvenes y adultos se ha difundido desde nivel federal la estrategia de los 5 pasos (Consume frutas y verduras, consume más agua, haz ejercicio o actívate, mídete y compara).

“Esta situación ha tenido repercusiones a nivel legislativo de tal forma que ya se conocen los reglamentos que se tienen de las cooperativas y tienditas escolares, en donde muchas escuelas han implementado organización para que los niños consuman alimentos más saludables en coordinación con los padres de familia y maestros, lo cual ha reducido de manera importante el consumo de alimentos de elevadas calorías para consumir alimentos más sanos, incluyendo los regionales o tradicionales.

Finalmente destacó que este asunto no es fácil, “se requiere de una gran fuerza de voluntad y una gran organización y disciplina para poder implementar todas las recomendaciones que se les están dando, pero todo con conocimiento, información y asesoría de los médicos”.

Lea la noticia completa en Diario Provincia
468 ad
bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom